Sigueme en tu correo electronico

lunes, 13 de diciembre de 2010

WIKIGATE

LOS EX ARCHIVOS SECRETOS GRINGOS DESNUDAN A FELIPE CALDERÓN

A unos días del discurso del odio de Felipe Calderón contra todo lo que se hizo en el pasado, las cosas empiezan a caer por su propio peso.

Hoy salen a la luz pública los primeros documentos secretos filtrados por Wikilieks, que pueden ser consultados por quién así lo desee en Internet, en donde se asoma el México que nadie quiere, el México rehén del narcotráfico y la delincuencia organizada, el México desgarrado por la muerte en la guerra estúpida de Calderón, el México postrado ante los Estados Unidos, verdadera razón y verdadero motivo de esta guerra calderoniana que amenaza con carcomer en lo más profundo las estructuras del gobierno y el estado mexicanos.

Es este el México de hoy, a diez años de gobiernos panistas, planteado por Calderón y sus colaboradores, muertos de miedo, ante las instituciones de seguridad y la embajada norteamericana, en busca desesperada de ayuda ante los problemas que los rebasan.

En medio de todo este escenario de inseguridad e incertidumbre puede apreciarse a un Felipe Calderón que ya no sabe qué hacer con esta guerra iniciada hace ya cuatro años con resultados atroces: la muerte de cerca de 30 mil personas, delincuentes y policías, y una imagen desoladora de nuestro país hacia el mundo, en donde el crimen y la inseguridad son la constante.

Los colaboradores de Calderón han hecho lo previsible: salir a algunos medios de comunicación afines para criticar a quienes hoy los han desnudado y colocado ante la opinión pública nacional y mundial como lo que son: unos ineptos que en cuatro años han logrado hundir a este País en la violencia, la corrupción y la incertidumbre económica, asuntos que unidos arrojan como resultado la ingobernabilidad en la que estamos viviendo cuando faltan aún dos largos años para que el segundo gobierno salido de la derecha panista toque a su fin.

Antes de esto, habrá aún muchas oportunidades de abrir las compuertas del asombro ante nuevos hechos desafortunados que se han venido sumando uno a otro desde que el cuestionado gobierno de Calderón se puso en marcha con su cuasi clandestina toma de posesión por una de las puertas traseras del inmueble que alberga el recinto de la Cámara de Diputados en San Lázaro.

Escribe el periodista Pablo Ordaz en torno a este espinoso tema, en un artículo titulado “narcotráfico”.

México: Narcotráfico

El Gobierno mexicano admite que ha perdido el control de ciertas zonas

Los diplomáticos trasladan una urgente llamada de auxilio a EE UU.

POR: PABLO ORDAZ

México necesita la ayuda de EE UU. Sus altos mandatarios, desde el propio presidente Felipe Calderón hasta funcionarios de la Secretaría de Gobernación o de la Procuraduría General de la República (PGR), aprovechan cualquier reunión con autoridades de EE UU para insistirles en su petición de ayuda tecnológica y de formación. A veces, hasta de manera angustiosa. Así lo hacen constar en sus informes al Departamento de Estado los diplomáticos estadounidenses que asisten a esos encuentros. Según se recoge en el cable 228419, que detalla una reunión mantenida con altos funcionarios de la Fiscalía General de EE UU, el entonces subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Jerónimo Gutiérrez, reconoce: "Tenemos 18 meses, y si no conseguimos un éxito tangible que sea reconocible por los mexicanos, será difícil aguantar la confrontación en la próxima Administración". Es muy importante tener en cuenta la fecha de esa reunión: 5 de octubre de 2009. Ya han pasado casi 15 meses y la situación de violencia en México, lejos de mejorar, empeora.

Es más, según recoge el autor del referido cable, el subsecretario Gutiérrez llega a dar a entender que el Gobierno mexicano ya ha perdido el control sobre ciertas zonas del país, algo que en público jamás ha reconocido ningún miembro del Ejecutivo de Calderón: "Gutiérrez fue más allá al decir que, sin embargo, se ha dado cuenta de que ya ni siquiera hay tiempo para afianzar la preparación de las instituciones en los años que restan de la Administración Calderón [el sexenio finaliza en 2012]". Lamentó el penetrante y debilitante miedo que tiene una gran parte de la sociedad mexicana contemporánea, donde incluso la gente en Yucatán -con "niveles europeos de seguridad"- tiene miedo a causa de la inestabilidad en unas pocas y distantes ciudades. Expresó su verdadera preocupación por la pérdida de ciertas regiones. "Está dañando la reputación internacional de México, hiriendo las inversiones extranjeras, y llevando a una sensación de gobierno impotente". Un discurso tan descarnado, pronunciado en la intimidad de una reunión con colegas estadounidenses, jamás ha sido pronunciado en público por ningún mandatario gubernamental.

Mientras, desde EE UU, la preocupación ante la situación que vive el vecino del sur va en aumento. El cruce de cables entre el Departamento de Estado y su embajada en la capital es incesante. En el cable 238295, Hillary Clinton pide a sus diplomáticos en México que le expliquen de qué forma le están afectando al presidente Calderón en su personalidad y en su forma de gobernar las noticias adversas: la guerra contra el narcotráfico, la caída de la economía y los malos resultados de su partido en las elecciones intermedias. ¿Qué tipo de gobernante es Calderón?, pregunta Clinton. Los cables que se envían desde la sede diplomática en el DF también acusan preocupación. En el cable 231890, de fecha 28 de octubre de 2009, se refiere que el jefe del Ejército, el general Guillermo Galván, plantea el establecimiento de un estado de excepción en algunas zonas del país, invocando el artículo 29 de la Constitución mexicana, a lo que se opone el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, que piensa distinto. La Embajada de EE UU estima que los beneficios son inciertos y los costes políticos, altos, y no cree por tanto que la iniciativa del militar prospere, como así sucedió. La incesante comunicación recoge también un encuentro, cable 231175, entre el propio presidente Calderón y Dennis Blair, director nacional de Inteligencia. El mandatario mexicano traslada al funcionario estadounidense su preocupación por la intromisión del presidente venezolano Chávez tanto en México como en toda Latinoamérica. No descarta que fuera él quien financió la campaña del izquierdista PRD durante las presidenciales de 2006 y se mostró especialmente preocupado por las relaciones entre Venezuela e Irán. "La creciente influencia de Irán en Latinoamérica debería preocupar a Estados Unidos".

Y este es otro artículo del mismo autor, en torno a las divisiones existentes en el ejército mexicano, que no tiene capacidad de vencer en esta guerra a los narcotraficantes, así como a la corrupción generalizada:

México: un ejército dividido incapaz de vencer a los narcos

Los cables expresan la frustración de EE UU por las rivalidades internas en las Fuerzas Armadas y la corrupción "generalizada"

POR: PABLO ORDAZ

Estados Unidos desconfía de la capacidad de México para luchar eficazmente contra el narcotráfico debido a la rivalidad entre los cuerpos de seguridad, la "generalizada" corrupción oficial y la incapacidad manifiesta del Ejército para reunir pruebas que incriminen a sus detenidos. Según se desprende de varios documentos elaborados por la embajada estadounidense en México a los que ha tenido acceso EL PAÍS, "el éxito de un organismo se ve como el fracaso de otro" y "solo el 2% de los detenidos en Ciudad Juárez ha sido responsabilizado de un crimen". La Embajada de Estados Unidos, que reconoce el compromiso "sin precedentes" del gobierno de Felipe Calderón en la lucha contra el narcotráfico, pone sin embargo de manifiesto en varios de sus informes la nula preparación del Ejército: "Es lento y tiene aversión al riesgo".

Las reiteradas críticas al Ejército contrastan, no obstante, con los elogios que la Embajada dedica a la Marina, especialmente tras la operación que condujo a la captura y muerte del capo Arturo Beltrán Leyva (ABL). El informe 240473, escrito por el propio embajador Carlos Pascual el 17 de diciembre de 2009, sólo un día después de la caída del narcotraficante, asegura que la operación fue posible gracias a la información proporcionada por la legación de Estados Unidos sobre la ubicación del capo: "Los servicios jurídicos de la Embajada dicen que la operación de arresto cuyo objetivo era ABL comenzó alrededor de una semana antes de su muerte. El lunes, los servicios de inteligencia de la Embajada situaron a Arturo Beltrán Leyva en un edificio de apartamentos localizado en Cuernavaca, alrededor de una hora al sur de la ciudad de México, donde Arturo Beltrán Leyva estaba escondido. SEMAR [la Marina mexicana] inició una operación de arresto el miércoles por la tarde, rodeando el complejo de apartamentos y estableciendo un perímetro de seguridad. Las fuerzas de ABL abrieron fuego contra los operativos del SEMAR y se produjo un intenso tiroteo que hirió a tres marines y posiblemente mató a uno". El "posiblemente" se debe a que el embajador Pascual redactó el informe dirigido a Washington apenas unas horas después de la operación. El resultado final de la operación fue el siguiente: los marines mexicanos abatieron a cinco de los sicarios que lo acompañaban; uno más, según la versión oficial, se suicidó al verse acorralado. Y, efectivamente, un infante de Marina murió en la operación (varios días después, tras publicarse su nombre en la prensa, la madre, la tía y dos hermanos del militar fueron asesinados en señal de venganza).

Ya en el informe redactado unas horas después de los hechos, el embajador Pascual reúne tres de los argumentos que constituyen una constante en sus despachos hacia Washington: la fiabilidad de la Marina, la torpeza del Ejército y la omnipresencia de EE UU en las cuestiones de seguridad de su vecino del sur. Este último asunto tiene gran importancia en México, un país históricamente muy celoso de su soberanía. Sobre la diferencia de actitud entre la Marina (SEMAR) y el Ejército (SEDENA) merece la pena destacar el siguiente párrafo del despacho 240473: "La unidad del SEMAR [que abatió al capo Beltrán Leyva] fue entrenada extensamente por el Comando Norte hace varios años. La exitosa operación (...) pone de relieve su emergente papel en la lucha contra el narcotráfico. SEMAR está bien entrenado, bien equipado y ha mostrado su capacidad para responder con rapidez a las acciones de inteligencia. Su éxito pone a la SEDENA en la difícil posición de explicar por qué han sido reacios a actuar de manera inteligente y dirigir la operación contra objetivos de alto nivel. Nuestros servicios transmitieron la información originalmente al SEDENA, que se negó a actuar con rapidez y reflejó una aversión al riesgo que ha costado a la institución una victoria principal contra el narcotráfico". El informe, que el embajador Pascual remite a todos los consulados de México y a instituciones tan relevantes como los comandos Norte y Sur o los departamentos de Justicia y del Tesoro, también alude al titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de México, Genaro García Luna: "También puede ser considerado un perdedor (...). García Luna ya ha dicho en privado que la operación debería haber sido suya".

La descoordinación entre cuerpos también está presente en otro documento, elaborado el 29 de enero de 2010: "Terminamos 2009 con un compromiso sin precedentes del gobierno mexicano para trabajar estrechamente con nosotros (...)". Y más adelante: "Calderón ha atacado agresivamente a las organizaciones de tráfico de drogas, pero ha luchado con la descoordinación de los servicios de seguridad, con ratios de violencia en espiral que le han hecho vulnerable a las críticas de que su estrategia anticrimen ha fracasado (...). Las instituciones de seguridad de México están a menudo presas de una competición de suma cero en la que un éxito de un organismo se ve como el fracaso del otro. La información se guarda celosamente y las operaciones conjuntas son casi desconocidas. La corrupción oficial es generalizada (...). Los ratios de acusación de delitos son tristes: el 2% de los detenidos son llevados a juicio, solo el 2% de los detenidos en Ciudad Juárez han sido responsabilizados de un crimen".

La peor parte de las críticas de Estados Unidos se la lleva de nuevo la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) o lo que es lo mismo, el Ejército. El despacho 246329 deja constancia: "El fracaso en la reducción de la violencia ha centrado la atención en lo que se entiende un fracaso de los militares y ha llevado un cambio importante para cambiar totalmente el mando en Ciudad Juárez en enero del Ejército a la Policía Federal. Los militares no estaban preparados para patrullar las calles o imponer la ley. No tienen la autoridad para recoger pruebas y presentarlas ante la judicatura. Resultado: las detenciones se disparan pero las acusaciones se mantienen invariables y tanto los militares como ciudadanos están cada vez más frustrados. El cambio de mando en Ciudad Juárez ha sido visto por la clase política y el público como un repudio presidencial al Ejército".

EL MEXICO REAL

LA CRISIS DE CALDERON Y LOS MEXICAS

Por Luis de la Vega

Todos lo hemos oído decir. El convenio del Gobierno Federal con las televisoras nacionales ha permitido que nos atosiguen día y noche y en todos los programas habidos y por haber con las supuestas bondades del gobierno calderoniano que, han llegado a parecer más que una promoción una burla para el pueblo mexica.

Ahora, la novedad o quizás la cruda del Bicentenario ha permitido que el ciudadano presidente (el señorío se adquiere y este no es un señor) se pitorree de sus gobernados con el anuncio utópico mil por ciento de que la crisis económica ha terminado y ya nuestro país navega por las aguas de la magnificencia financiera.

No dudo que haya almas ingenuas que lo crean a pie juntillas o convenencieros de los gobiernos, especialmente los panistas que digan que es cierto, pero los que vivimos día tras día como simples empleados nos damos cuenta de que es una absoluta mentira y de que las cosas van de mal en peor, cada día más caras para los mismos salarios tristes de siempre.

Porque el primer mandatario (mandatario es quien obedece mandatos, menos en México donde no hablamos bien el español) nos dice con una sonrisita medio extraviada que dicen es producto del jugo de uva, que estamos en plena bonanza y que los mexicanos somos los únicos seres del planeta que han sorteado la crisis económica mundial.

Sin embargo, quienes acudimos a diario al mercado, quienes no hemos recibido para nada los beneficios de la centenaria y festejada Revolución Mexicana nos damos cuenta de que dichas palabras son producto de vapores etílicos y que, con los problemas de inundaciones y demás catástrofes, las cosas se van poniendo peor, pues a más de caras, escasas.

Dicen los que saben que los alimentos básicos como el tomate ha subido tanto de precio que sus cocineras prefieren guisar con purés porque les resulta más económico. Personalmente les puedo decir que los platillos de las cocinas económicas han estado subiendo de precio y disminuyendo en contenido, lo que los hace más caros.

Si hablamos de ropa, no se diga; no solo algunas tiendas han tenido que sacar parte de su mercancía a remate, sino que hasta las prendas más corrientes han subido tanto de precio que ya parecen de diseñador y si quieren convencerse nomás tienen que darse una vuelta por los almacenes del centro y checar los precios actuales.

Claro, los panegiristas del sistema por conveniencia partidista o por simples arreglos económicos especialmente entre la clase política, te dirán que el ciudadano presidente dice la verdad. Pero como no, si los salarios o dietas o como se llamen los sueldos políticos no solo no han disminuido sino en algunos casos, se han incrementado.

Con eso de los problemas que han sufrido los habitantes de otras regiones en especial Veracruz, Chiapas, Tabasco y demás estados, han estado siendo paliados por el mismo pueblo mediantes peticiones de algunas instituciones políticas y desde luego, los convenencieros industriales que ya encontraron el modo de solucionar sus propios problemas.

Porque ya nadie ignora que las recaudaciones que se hacen a través de la Banca nacional que supuestamente, aporta la misma cantidad que recauda para beneficiar a los mexicanos caídos en desgracia, son la mayor parte de las veces para pagar sus propios impuestos con el dinero que muchos ingenuos y caritativos mexicas aportan realmente.

Por lo tanto, el Gobierno Federal no está cumpliendo con una de sus funciones, sino que hábilmente ha ido delegando sus responsabilidades en la ciudadanía que ya no sabe, ni tiene a quien acudir y le siguen poniendo cada vez más obligaciones (en este caso morales, porque económicas ya no es posible más) y no le queda más que seguir aguantando.

Eso no implica que tengamos que abstenernos de escuchar noche y día por radio o televisión los anuncios o más bien las promociones que se hacen por igual el Gobierno Federal a todos los niveles entre ellos la Cámara de Senadores y la de Diputados y la propia Secretaría de Seguridad Pública, aunque la realidad sea totalmente diferente.

Más tristeza da escuchar al señor Secretario de Gobernación haciendo sus panegíricos a la actividad presidencial y peor aún, escuchar al Gobernador del Estado de México (en supuesto el posible candidato priista para el 2012) Enrique Peña Nieto señalar que la guerra contra el narcotráfico continuará hasta sus últimas consecuencias.

O traducido a palabras comunes, la clase política está dispuesta a acabar con todos los mexicanos, ya sea por hambre o por las balas de los sicarios de los narcotraficantes que siguen diezmando a nuestra población todos los días aunque a Calderón solo lo haya “marcado para siempre” el deceso de su amigo Juan Camilo.

Pero bien dicen que al mexicano solo le interesan los días de ocio, aunque estos sean con la panza vacía, y no son capaces ni de protestar como lo hacen en otros países más pequeños que el nuestro, en donde hasta deponen a sus presidentes e incluso los juzgan y los encierran cuando les comprueban sus trapacerías.

Quisiera concederle el beneficio al inquilino actual de los Pinos, de que en realidad debe ignorar lo que sucede entre sus gobernados por estar dedicado a otros menesteres que no le permiten darse cuenta real de nuestros problemas, pero lamentablemente no creo que ni eso merezca porque día tras día nos anuncia nuevas calamidades.

Pongamos por ejemplo al llamado Seguro Popular con lo que se supone llegaría la asistencia médica a todos los mexicanos y que según sus promociones ha superado al doble de derechohabientes de los del sexenio pasado. Lo que no sabe el dipsómano es como se maneja este asunto en la realidad cotidiana.

Por principio de cuentas no puedes inscribirte al Seguro Popular en el momento en que lo desees por más que te digan que si, pues tienen una temporada de un par de meses en los cuales solo se aceptan dichas inscripciones, si tus males o enfermedades tienen la paciencia de “presentarse” tras haber logrado inscribirte.

Después viene el asunto de los lugares de atención a los pacientes, que, de plano, si las instituciones de medicina social (IMSS, ISSSTE, etc.-) siguen ofreciendo un servicio deficiente y despótico con los enfermos, ya se imaginarán cual es el trato que reciben los que han logrado inscribirse en el Seguro Popular. Y me consta.

Sin embargo este es un renglón que pudiera decirse que más o menos les funciona a algunas personas que son pacientes en toda la extensión de la palabra, pero en los asuntos de mayor importancia como es el sustento diario, la gran mayoría de los mexicanos sigue haciendo malabares para no morir de hambre, literalmente hablando.

DE la seguridad nacional mejor ni hablamos porque todos los días del año nos dicen la prensa escrita o televisiva que aparecieron de dos a docena y media de cuerpos o pedazos de estos, amén de los alcaldes de algunos municipios que han sido asesinados o secuestrados o simplemente lesionados en algún ataque de los sicarios a la gente inocente e indefensa.

ES que el bien amado “señor de los Pinos” (ese que dice haber construido no sé cuantos miles de kilómetros de carreteras, más que en el sexenio anterior) no conoce la vergüenza y sin ningún remordimiento, ni pudor algunos externó públicamente una felicitación de lo más cínico al presidente de Chile, por el famoso rescate de los 33 mineros.

En ese momento seguramente se le olvidó lo que sucedió en la mina de Plaza de Conchos o como se llame en donde no solo no se hizo el menor intento de salvar a casi un centenar de mineros mexicanos, sino que hasta se negaron a rescatar los cuerpos de los que fallecieron. ¿O ya se le habrá olvidado?

Al parecer si porque siguiendo con el tema de la crisis tanto él como sus cantores políticos siguen insistiendo en que México es casi el único país del Orbe que pudo salir de la crisis económica mundial y que “el número de pobres ha reducido en un alto porcentaje”. A lo mejor tiene razón porque ya en lugar de pobres habemos más miserables.

Aunque los que a diario tenemos la desgracia de verlo en los noticieros de televisión o en los periódicos diarios ya nos hemos ido acostumbrando a sus declaraciones más falsas que un billete de tres pesos, pues como buenos mexicas nos hemos ido resignando ante tanta frescura y tanta desfachatez.

Pero si todavía no hace ni dos semanas vimos su bien maquillado rostro señalando que México es un país altamente demócrata y “en donde se respeta el voto popular” aun sabiendo la forma como llegó a la Presidencia. Pues que podremos esperar, si es capaz de hacer ese tipo de señalamiento ¿Qué importa otro igualmente descarado y cínico?

Sin embargo, todo me hace suponer que ese orgullo que ha manifestado y sigue manifestando en todos lados donde se presente, me inclina a creer que ya se siente como el famoso Rey Sol que declarara una frase sin igual: “El Estado soy yo”. Y precisamente por eso ha declarado que en México la crisis es cosa del pasado y es que cree que México es él.

Por lo tanto no se asuste si el salario ya no le alcanza para nada o si ya les debe a todos sus proveedores, amigos y parientes. Su crisis va de mal en peor y cada día aumentando más y más. La que ha pasado si es que alguna vez la tuvo es la crisis de Calderón en la que, según sus propias declaraciones, ha incluido la muerte de su amigo favorito. Eso si ya pasó.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

10 AÑOS DE DECEPCIONANTE GOBIERNO PANISTA

La suave patria de López Velarde y Don Alejo

Por Fidencio Zúñiga García

Patria: tu superficie es el maíz,

tus minas el palacio del Rey de Oros,

y tu cielo, las garzas en desliz

y el relámpago verde de los loros.

El Niño Dios te escrituró un establo

y los veneros del petróleo el diablo.

Ya para concluir los festejos por el bicentenario de nuestra Independencia, y la desangelada celebración por los 100 años de revolución, que el PRI pretende seguir haciendo vigente pese a que el poder está en manos del PAN, donde de plano no tienen el menor interés de recordar cómo les fue arrebatado el poder por aquella horda de inconformes con el sistema que los ricos de entonces imponían a sangre y fuego, muchas preguntas siguen surgiendo al paso de los días, las semanas y los meses, que se reducen a una sola ¿qué nos espera en el futuro?.

Pues mientras nuestros diputados se disputan el mayor presupuesto de la historia, superior a los 3.4 billones de pesos, el dinero que debería servir a todos los mexicanos, ellos pretenden en primer lugar, seguir sirviéndose con el gran cucharón del erario, y después dar cucharaditas de presupuesto a obras de impacto social, siempre que beneficien a su instituto político, ni siquiera piensan de dónde van a sacar tantísimos recursos económicos, que no sea de la venta del petróleo, porque las grandes empresas, los consorcios trasnacionales y los corporativos, como el del rico más grande del mundo, Carlos Slim, están preparados para seguir evadiendo al fisco con fundaciones y teletones, Ya se verá a medio año, cuando sigan cerrando las micro y pequeñas empresas, esas mismas que aún con todas las cargas impositivas que se le ocurran a la Secretaría de Hacienda, seguirán manteniendo al 90 por ciento de las familias mexicanas.

Ya se escribió hasta el hartazgo sobre el destino de miles y miles de millones de pesos en pocas manos; en primer lugar, en las sucias manos de nuestro diputados y senadores, en nuestros magistrados y entre los consejeros electorales, que se preparan para avalar otro megafraude electoral para que todo siga igual, sea quien sea el elegido, y del partido que sea.

La dictadura perfecta, como alguna vez llamó Mario Vargas Llosa al sistema político de México, cuando el PRI gobernaba, hoy sigue siendo la misma, incluso más descarada con el PAN. La corrupción de antes, es la misma, más sutil, más sofisticada, incluso “legal”, porque lo que antes se birlaban “por abajo del agua”, hoy con el mayor descaro se lo llevan en salarios y prestaciones en los puestos de primer nivel, al grado que un secretario se atrevió a “apostar” que no subiría su salario a cerca de 200 mil pesos mensuales, que por unos diez o quince mil de diferencia, no deja de ser insultante para aquellos ciudadanos que sobreviven con alrededor de 60 pesos diarios.

Lo lamentable de este circo es que nuestros legisladores federales son tan cínicos que exhiben sus luchas superando, o tratando de superar, los diarios asesinatos de ciudadanos inocentes a manos del crimen organizado, como fue el ya famoso caso de Don Alejo Tamez Garza en Tamaulipas, muerto en combate, porque él decidió enfrentar la guerra contra los criminales completamente solo.

Y lejos de pedir ayuda, que sabía de antemano no llegaría, tan solo por su terca negativa de entregar su patrimonio, el trabajo de muchos años a unos bandoleros, decidió enfrentar esa guerra con plena conciencia de que estaba perdida de antemano, con la única satisfacción de que no se iba a ir solo, y por delante se llevó a cuatro.

Cuándos Alejos vendrán ahora. El ejemplo de valor, de orgullo y de legítima defensa ya está puesto, La edad no fue impedimento para demostrar que un mexicano no puede ni debe ser rehén de criminales, ni de malos políticos.

López Velarde pintó el México que aún persiste, pese a nuestros políticos, a nuestras vendidas y corruptas autoridades, pese a los partidos políticos que se disputan como perros los recursos del petróleo y de los impuestos que pagamos los mexicanos, pero muchos Alejos más vendrán a poner las cosas otra vez en su lugar, para poder trabajar en paz y disfrutar del fruto de nuestro trabajo, y ya deben ponerse a temblar, el crimen organizado y también el crimen desorganizado que encabeza Felipe Calderón, si cunde el “mal” ejemplo de Don Alejo, porque nuevamente despertará el México bronco.

Patria: tu mutilado territorio

se viste de percal y de abalorio.

Suave Patria: tú casa todavía

es tan grande, que el tren va por la vía

como aguinaldo de juguetería.

HISTORIA DE UN HEROE EN LOS TIEMPOS DEL NARCO

Los otros rostros de don Alejo Garza


La historia de don Alejo Garza Tamez, publicada en días pasados, fue un auténtico fenómeno social y las redes sociales fueron el escaparate en donde la gente manifestó su admiración y apoyo a los familiares de este nuevo 'héroe nacional'.

Debido a esto, familiares de don Alejo hicieron llegar a la redacción de Milenio Televisión dos fotografías nuevas e inéditas del valiente hombre que enfrentó a más de 30 sicarios de la organización criminal de los zetas y defendió con su vida su rancho San José, ubicado en Padilla, Tamaulipas.

En Facebook y Twitter se pidió que se le reconozca como héroe nacional, e incluso se solicitó recolectar llaves y dinero para crear una estatua en su honor. No faltaron quienes ya le componen corridos.

Mientras que otros se preguntaron por qué las autoridades federales y estatales no acudieron en su ayuda.

Unos más exigieron la ubicación de los criminales que asesinaron a este hombre de 77 años de edad, defendiendo su patrimonio.

En entrevista telefónica, Sandra Garza, hija de don Alejo, detalló que su padre había recibido amenazas de integrantes del crimen organizado para abandonar su rancho o de lo contrario sería desalojado, pero nunca denunció ante las autoridades tamaulipecas por no confiar en ellas.

Reviva la historia de este hombre que no temió enfrentar a la muerte, y que detalló Javier Sepúlveda, de Milenio.

Cuando elementos de la Armada de México llegaron al rancho San José, en las inmediaciones de la presa Padilla, a 15 kilómetros de Ciudad Victoria, Tamaulipas, vieron un escenario desolador: la austera casona principal estaba semi destrozada por impactos de bala y explosiones de granadas.

En la parte exterior de la finca había cuatro cuerpos. Cautelosos, con las armas listas, exploraron los alrededores y encontraron dos sujetos más heridos e inconscientes. En el interior de la casa había un solo cuerpo, el de Don Alejo, dueño de la finca y empresario maderero, con dos armas a su lado y prácticamente cosido a tiros.

La inspección del rancho reveló que en todas las puertas y ventanas había armas y casquillos. Eso les permitió imaginar cómo se dio la batalla horas antes.

Los efectivos de la Marina buscaron más cuerpos en el interior de la vivienda, pero no hallaron más. Les parecía difícil creer que una sola persona hubiera causado tantas bajas a las atacantes con fusiles y pistolas de caza deportiva.

Decenas de cartuchos percutidos y el olor a pólvora evidenciaban la fiereza de quien peleó hasta el final en defensa de su propiedad.

Al final entendieron que aquel hombre había diseñado su propia estrategia de defensa para pelear solo, colocando armas en todas las puertas y ventanas.

La historia comenzó a escribirse la mañana del sábado 13 de noviembre, cuando un grupo de hombres armados y amenazantes fue a darle un ultimátum a don Alejo Garza Tamez, dueño del rancho: tenía 24 horas para entregarles el predio o se atendría a las consecuencias.

Con la diplomacia de sus casi ocho décadas de vida, don Alejo les dijo que no les entregaría su propiedad. Y ahí estaría esperándolos, les dijo con llaneza.

Después del incidente, reunió a sus trabajadores y con tono grave y enérgico les pidió que al día siguiente no se presentaran a trabajar, que lo dejaran solo.

Durante ese sábado se dedicó a hacer un recuento de sus armas y municiones y a preparar la estrategia de defensa de su casa como si fuera un cuartel militar.

Dispuso armas en los flancos más débiles: las puertas y las ventanas del rancho. La noche del sábado 13 fue larga y sin sueño, como en sus mejores épocas de caza, pero amaneció temprano. Poco después de las 4 de la mañana los motores de varias camionetas se oyeron lejos.

Los marinos que exploraron el rancho pudieron imaginar cómo fue aquella madrugada, con gatilleros armados, seguros de la impunidad, seguros de que pronto tendrían en su haber otra propiedad. Nadie, o casi nadie, se resiste a un contingente de pistoleros que portan armas largas. Sólo don Alejo.

Las camionetas entraron al rancho y se apostaron frente a la finca. Sus ocupantes descendieron, lanzaron una ráfaga al aire y gritaron que venían a tomar posesión del rancho. Esperaban que la gente saliera aterrorizada y con las manos en alto.

Pero las cosas no salieron como esperaban. Don Alejo los recibió a balazos y pronto un ejército entero disparaba contra la vivienda principal de la finca. El ranchero parecía multiplicarse y los minutos debieron parecerles eternos a quienes habían visto en él una presa fácil. Cayeron varios forajidos y los demás, enojados y frustrados, arreciaron el ataque. De las armas largas, los sicarios pasaron a las granadas.

Cuando al fin llegó el silencio, el aire olía a pólvora. Los agujeros en los muros y ventanas de la estructura indicaban la violencia del ataque. Cuando entraron en busca de lo que suponían era un amplio contingente, les sorprendió hallar a uno solo. Don Alejo.

Los sicarios sobrevivientes hicieron un rápido reconocimiento del terreno y optaron por abandonar la plaza. No se apoderaron del rancho, porque pensaron que pronto llegarían los militares y prefirieron huir. Dejaron lo que creyeron eran seis cadáveres, pero dos pistoleros estaban heridos.

Poco después llegaron los infantes de Marina y, poco a poco, pacientemente, reconstruyeron los hechos. Un ranchero, un hombre que amaba su propiedad más que nada en el mundo la defendió literalmente hasta la muerte.

En la última cacería de su vida, don Alejo sorprendió al grupo de sicarios que quiso imponer en su rancho la ley de la selva, la misma que ni el poder del Estado ha podido controlar.

Los marinos presentes no olvidarán nunca el cuadro: un anciano de 77 años se llevó por delante a cuatro sicarios antes de morir peleando como el mejor soldado: con dignidad, honor y valentía.

Descanse en paz don Alejo Garza Tamez.

domingo, 28 de noviembre de 2010

CAMPECHE PIDIO REFINERIA Y LE DARAN UNA CARCEL

Nace un movimiento opuesto al Cefereso

Dirigentes del PRI, PVEM, Panal, Consejo Coordinador Empresarial de Campeche (CCEC) y de la sociedad civil organizada, se pronunciaron en contra de la construcción de un Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) en el Estado, y anunciaron el inicio de un movimiento ciudadano para impedirlo.

En conferencia de prensa que encabezaron el líder priísta, senador Alejandro Rafael Moreno Cárdenas; del PVEM, Rafael Montero Romero; del Panal, Róger Pérez Hernández, y del CCEC, Rogelio Alejandro Hoil Canul, destacaron que trabajarán unidos con organizaciones sociales, obreras, estudiantiles y de profesionistas para dejar en claro el repudio a la pretensión de instalar un penal federal en Campeche.

Con el lema “Yo digo no al penal. Campeche no al penal”, aclararon que el movimiento es ciudadano, sin liderazgo.

Moreno Cárdenas destacó que esta negativa fue planteada al Senado de la República, para que se exprese al Gobierno Federal a través de la Secretaría de Gobernación el no rotundo de los campechanos.

Apoyado por líderes del PVEM, Panal y del representante del sector empresarial, expuso que violentará la tranquilidad de los campechanos. “Nadie ha pedido un penal federal; lo que pedimos fue una refinería, y se nos negó, y hemos pedido mayores recursos por extracción de petróleo, y también se nos ha negado”.

Las inversiones son importantes, y deben ser para hospitales e infraestructura carretera, no para un penal que perjudicaría a todos. Se harán inserciones de rechazo en medios y se espera que los ciudadanos las peguen en sus casas en apoyo al movimiento. “Se hará lo que tenga que hacerse para impedir su construcción”.

Destacó que los senadores priístas y los coordinadores parlamentarios del PRI, PRD, Verde Ecologista y Convergencia respaldaron un punto de acuerdo propuesto por él, para exhortar al Gobierno Federal a no construir ese penal en Campeche.

Hoil Canul subrayó que este es un movimiento ciudadano de todos, y la mejor postura la dio el gobernador Fernando Eutimio Ortega Bernés, al señalar que si el pueblo no da licencia, no se construirá el penal. “Y la licencia no la vamos a dar, porque no lo queremos”.

Hernández Pérez, dirigente del Panal, expuso que el penal representaría grave peligro para la estabilidad y la tranquilidad. Es lesivo, perjudicial y contrario a los intereses de los campechanos.

Montero Romero, del PVEM, destacó que traería gravísimas consecuencias al pueblo, que tendría que modificar su estilo de vida y sentiría zozobra, desconfianza, miedo e incertidumbre. Un Cefereso fomentaría y permitiría que la delincuencia organizada se apodere de nuestro tranquilo y noble Estado, comparándolo con otras entidades de la República del Centro y Sur”.

Coincidieron en que nadie quiere que Campeche empiece a ser noticia encabezando listas de ejecutados, desaparecidos y torturados, pues al tener aquí recluidos a esos delincuentes, implica que también se asienten sus familias y amigos, generadores de violencia y criminalidad.

Esa es una decisión autoritaria, pues no se consultó a quienes al final de cuentas sufrirán las consecuencias, al pasar de un Estado tranquilo y armonioso, a uno violento y sin garantías.

Insistieron en que el movimiento será social y que nadie se va a colgar ninguna medalla, ni a levantarse el cuello. El fin es impedir la edificación del penal, porque el pueblo no lo quiere. Se crearon para ello los sitios “Noalpenalencampeche.org” y en Twitter @noalpenalencam.

Moreno Cárdenas lamentó los comentarios de su compañero de Cámara, Gustavo Madero Muñoz, de que se quiere manipular y desinformar del proyecto, aunque lo justificó, “porque él está en campaña para ganarse el respaldo de los funcionarios federales panistas”.

Hay información que cerca del ejido Miguel Colorado se compró un terreno de 100 hectáreas para construirlo. El Gobierno Federal pretende que esté cerca de Escárcega.

Pese al hermetismo, transcendió a los medios. Se ha pedido de manera oficial información y aún no se otorga. Y si bien los penales lo construyen empresas privadas, la Federación pone los guardias.