Sigueme en tu correo electronico

lunes, 29 de febrero de 2016

TRAFICO DE INFLUENCIAS PARA DESPOJAR A LERMA DE EDIFICIO PÚBLICO.

Lerma, una historia de despojos.

Por: César Queb Dzib.

Lo que empezó como una protesta por el bloqueo de una de las pocas playas públicas que quedan en el poblado de Lerma, Campeche; puso al descubierto una serie de irregularidades o tráfico de influencias para despojar a los habitantes de Lerma del edificio donde hace apenas unos años funcionaba el Centro de Salud.

Antiguo Centro de Salud, cedido a particulares, fue lo que originó el bloqueo de la calle principal de Lerma.

Ubicado en la calle 20 por 23, a la orilla del mar, en lo que originalmente era un parque público conocido como la terraza del pescador y el cual fue donado por el pueblo de Lerma para que ahí se construyera con dinero público, un pequeño edificio de una planta donde funcionó por varias décadas un dispensario médico con consultorio y un área de observación donde además de dar atención médica, los médicos pasantes usaban como vivienda.

Debido a que ya era insuficiente el espacio, durante el sexenio del entonces gobernador de Campeche, Jorge Carlos Hurtado Valdez, se tomó la decisión de construir en los cerros de Lerma otro Centro de Salud mas grande y que respondiera a las necesidades de los más de once mil habitantes del lugar, precisamente en una de sus giras el ex gobernador Hurtado Valdez, comentó que al desocuparse el antiguo Centro de Salud se podría regresar dicha construcción al pueblo de Lerma, para que fuera utilizado en algún proyecto de beneficio común.

El nuevo centro de salud se terminó de construir a mitad del sexenio de Fernando Ortega Bernés, aprovechando la ocasión de la inauguración los vecinos de Lerma, presentaron un proyecto para aprovechar el antiguo Centro de Salud como mercado de artesanías o para que los pescadores locales vendieran sus productos.

A meses de terminar el sexenio de Ortega Bernés dicho edificio empezó a ser remodelado, bloquearon puertas y ventanas y sin que nadie se diera cuenta modificaron su interior, más tarde comenzaron a construir en la parte posterior, cinco metros dentro del mar, (aproximadamente 80 metros cuadrados) bloqueando el acceso a la playa conocida como El Arsenal uno de los pocos lugares con arena que hay en Lerma y con una historia que lo ubica como el lugar donde se asentó una de las obras navales que se realizaron durante el porfiriato en la Península de Yucatán (1881).

Esto despertó la inconformidad de los vecinos del rumbo ya que en época de calor  ellos acostumbran refrescarse en esa playa, además que es un punto de desembarque de productos de los pescadores.

Un grupo de vecinos se organizó, fueron a ver al Comisario Municipal recién electo (noviembre 2015) quien les ofreció ayuda para encausar su inconformidad, pero mientras avanzaba la investigación el comisario municipal se negaba a decir quién o quiénes eran los que se estaban apoderando de la playa y del edificio del antiguo Centro de Salud.

Los vecinos empezaron a investigar por su cuenta primero notaron que las placas de los vehículos que bajaban material de construcción eran del Estado de Jalisco, mas tarde obtuvieron los primeros nombres: Franco Abner Sánchez Dávalos, esposo de Claudia Chávez Zúñiga, Carlos Alberto Chávez Zúñiga (encargado de la obra), al parecer yerno e hijos de Ricardo Chávez Pérez, ex delegado del CEN del PRI en Campeche y actual Delegado en Campeche de la Secretaría de Gobernación.

Los vecinos de Lerma no sabían quienes eran dichas personas, pero solicitaron a Unidad Administrativa de Desarrollo y Planeación Urbana del Ayuntamiento de Campeche, información sobre los permisos de construcción y la modificación del uso de suelo del edificio en cuestión, logrando que la dependencia pegara sellos de suspensión en la obra, los cuales fueron retirados por los mencionados y siguieron construyendo haciendo caso omiso a la clausura.

Los interesados también consiguieron información que, ni en Profepa, ni en Semarnat, había solicitud de permisos para construir dentro del mar, para lo cual se requiere un Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), una concesión de zona federal y una serie de requisitos que aseguran que no haya daños ambientales con materiales que contaminen el mar.

En vista de que se esta tratando de ocultar información y proteger a los involucrados los vecinos de Lerma tomaron la determinación de realizar un plantón para exigir a las autoridades encargadas que presenten la documentación en regla que justifique la venta, cesión o comodato a particulares de un edificio público, así como de los permisos correspondientes para construir dentro del mar y bloquear el acceso a la playa.

El pasado domingo 28 de febrero después de 36 horas de bloqueo a la calle principal de Lerma, se presentaron funcionarios del Ayuntamiento de Campeche con aproximadamente cincuenta antimotines a retirar el bloqueo de la calle donde protestaban los vecinos; la gente de Lerma a pesar de la prepotencia y agresión verbal de los policías, se hicieron a un lado y dejaron que los gendarmes retiren el bloqueo, previa promesa de los funcionarios del Ayuntamiento de ser recibidos en una comisión de 10 personas para aclarar el asunto.

Ahora la petición de los inconformes no es solo para que desbloqueen el acceso a la playa, también exigen que se aclare quiénes son los que están coludidos para ceder un edificio público a particulares, en este caso familiares de un funcionario federal delegado de la Secretaría de Gobernación en Campeche.

El asunto por donde se vea tiene un tufo fétido, que involucra a las personas que son beneficiados con este despojo, a funcionarios de la Secretaría de Salud del gobierno de Fernando Ortega Bernés, a funcionarios del anterior ayuntamiento a cargo de Ana Martha Escalante Castillo, a la anterior Comisaria Municipal priista Gabriela Albarrán y también a todos funcionarios municipales y estatales de las actuales administraciones que han protegido los nombres de los involucrados llegando al punto de convencer al actual Comisario Municipal de dar la espalda a los habitantes de Lerma y por su puesto al funcionario federal cuyos parientes son beneficiados con este despojo.

Aprovechando esta lucha ciudadana no faltó el partido político oportunista que trató de encausar por medio de la protesta violenta a la gente de Lerma, pero no cayeron en el juego, sin embargo el único revoltoso fue detenido su nombre es Héctor Malavé y milita en la versión reaccionaria de Morena en Campeche; los vecinos de Lerma han sido puntuales al desligarse de dicho partido político enfatizando que su lucha es de ciudadanos: amas de casa, estudiantes, pescadores y ancianos.

Vecinos de Lerma durante el bloqueo de la calle 20

Sellos de suspensión del Ayuntamiento fueron arrancados y escondidos por los que están construyendo.

Dentro del edificio una mesa de billar, vecinos sospechan que están construyendo un casino clandestino.

La construcción de casi 80 metros cuadrados se prolonga 5 metros dentro del mar.

Antimotines llegaron a retirar el plantón la gente de Lerma evitó agresiones de los policías.
UNA HISTORIA DE DESPOJOS

-Desde la llegada de los españoles a Campeche la antigua comunidad maya Tixbulul fue despojada de su nombre original para renombrarla Lerma en “honor” al español encomendero -chicoteador de indios- Juan de Lerma, quien tuvo bajo su encomienda estos territorios.

-Mas tarde ya establecida la época colonial los ojos codiciosos de las familias adineradas se fijaron en las playas pedregosas de Lerma y construyeron sus casas de veraneo en las orillas del mar, retirando muchas chozas de pescadores que vivían en esos sitios.  Aun quedan de pie las ruinas de esas casas señoriales cuyos herederos las dejaron abandonadas y representan un peligro para los habitantes de Lerma.  Dichas casas bien pueden ser usadas para beneficio de los lermeros.

-En el sexenio de Carlos Sansores Pérez 1967-1973, ejidatarios de Lerma y un particular de nombre Manuel Reyes fueron despojados de tierras a la orilla del mar por el gobernador a quien apodaban “el negro”.
San Lorenzo y las tierras aledañas fueron apropiadas para la construcción de un hotel de lujo que nunca se terminó y del cual aun se observan sus ruinas. También se construyeron casas de veraneo y un muelle privado.
Este hecho generó una de las historias que suelen contar los ancianos de Lerma: ante la imposibilidad de pasar a recoger sus cosechas y de recuperar sus tierras un grupo de ejidatarios decidió darle una lección al “negro” Sansores, para lo cual sortearon quien sería el encargado de ponerle un balazo entre ceja y ceja, lamentablemente fallaron; pero la historia cuenta que el ex gobernador Carlos Sansores fue víctima de un atentado fallido mientras se regodeaba en las tierras que despojó a los campesinos de Lerma, salió huyendo rumbo a la capital a esconderse por seis meses hasta que se sintió fuera de peligro.

-En la década de los 80s en pleno apogeo de la industria del camarón fueron construidas congeladoras y bodegas de productos marinos a orilla de las playas de Lerma, obstruyendo el paso a la gente y además vertiendo todo tipo de aguas residuales a la costa, en esta etapa se hizo el mayor despojo de playas a la comunidad de Lerma. Muchas de esas bodegas hoy están abandonadas sin ningún beneficio para la comunidad.

-Durante el anterior sexenio de Fernando Ortega Bernés el español Carlos Mouriño y familia por medio de engaños, (a través de terceros), compraron a ejidatarios de Lerma cientos de hectáreas de tierras a orillas del mar para hacer un desarrollo inmobiliario de lujo llamado “Country Club”, en este lugar fueron beneficiados funcionarios estatales y municipales con lotes, para que no investigaran el nuevo despojo pues los españoles pagaron centavos de peso por metro cuadrado y los vendieron en cientos de dólares.
Antes de terminar su sexenio Fernando Ortega Bernés construyó una carretera de cuatro carriles de mas de 10 km de extensión que va directamente de la salida de la autopista al “Country Club”. 
Hoy los lermeros no pueden ni pescar en las costas de dicha propiedad pues son ahuyentados por guardias armados quiénes aseguran que incluso las playas son propiedad privada.


La historia de los despojos de playas y tierras a la comunidad de Lerma ha estado ligada al “progreso” de Campeche, lamentablemente los habitantes anteriores, actuales y las futuras generaciones no obtienen ningún beneficio a cambio de lo que les han quitado.  La pregunta es ¿hasta cuándo los lermeros seguirán tolerando estos abusos?.

"El Malecon" fotografía de Mariana Yampolsky muestra la terraza del pescador (1964),
sitio donde se construyó el antiguo Centro de Salud de Lerma, Campeche.

No hay comentarios: